jueves, enero 20, 2005

¡Quiero tocar la guitarra!

Habrán notado que la descripción de mi blog es "Quejas, pensamiento... Y más quejas ;-)" y hasta el momento escribí sólo pensamientos. Bueno, esta es mi primer queja. ¿Contra quién? Contra el destino, que no quiere que yo vuelva a tocar la guitarra.

Hace una semana aproximadamente la cuarta cuerda de mi primera guitarra se rompió. Tengo dos guitarras. La primera era de mi tío o tía, nunca lo supe bien, y la segunda me la regalaron para alguno de mis cumpleaños. Las dos tienen sus ventajas y desventajas. La primera ya perdió un poco su sonido y no se puede afinar totalmente, pero se puede tocar muy bien porque tiene las cuerdas bastante pegadas al mango. En cambio la segunda tiene las cuerdas bastante alejadas y por lo tanto es más difícil de tocar en ella, pero tiene buen sonido y se puede afinar.

En fin, se rompió una cuerda de la primera. Mi hermano se fue hace unos días al norte y se llevó la primera guitarra. Un tiempo después, cuando desenfundé la segunda para tocar, me sorprendió ver que faltaba la cuarta cuerda. Lo pensé un momento y concluí que me había equivocado, que se había roto una cuerda en la segunda guitarra y no en la primera, que qué mala memoria tengo. Un segundo pensamiento, un poco más inteligente (y triste para mi), me llevó a pensar que mi hermano hizo un cambio de cuerdas entre las guitarras.

"No hay problema" me dije a mi mismo, voy y compro un encordado nuevo. Siempre que se rompe una cuerda compro un juego nuevo de cuerdas, porque cada tanto hay que cambiarlas, pierden sonido.

Un día, a eso de las 12 horas, me dirigí al negocio donde siempre las compro, sobre Scalabrini Ortiz, a unas cuantas cuadras de Corrientes, yendo para Santa Fé, no sabía cuántas exáctamente. No lo encontré. Varios negocios cerrados me hicieron pensar que el negocio había cerrado, fundido, o se había mudado.

Días más tarde cambié de opinión y pensé que quizás yo era el culpable, no había buscado bien. Me dispuse a ir de nuevo. Pero antes, mi mamá me dijo que tenía una tarjetita del lugar, que llamase antes. En la tarjetita decía "Scalabrini Ortiz 753, horarios: lunes a viernes de 9 a 12 y de 14 a 18". Me puse contento, seguro cuando fui la otra vez el local estaba cerrado. Tenía ganas de caminar, así que sin llamar al local me dirigí hacia el.

¿Les gustan las facturas, medialunas, vigilantes, etc.? Supongo que sí. A mi me gustan mucho. Pero se imaginarán que no me fue agradable encontrarlas, de a montones, en Scalabrini Ortiz 753. Así es, en esa dirección me esperaba una panadería y no una casa de música.

Tuve que irme hasta Serrano y Santa Fe, gracias a una indicación de mi papá, para comprarlas. Volví contento a mi casa, porque había comprado unas cuerdas de baja tensión, ideales porque, recuerden, las cuerdas en la segunda guitarra, la que quedó en mi casa, están alejadas del mango. Pacientemente las puse en la guitarra y las afiné, pero me encontré con un problema: la sexta cuerda, la bordona, no quería llegar a ajustarse del todo. Cuando la ajustaba un poco más, el engranaje se zafaba y volvía un poco para atrás, de tal manera que jamás podría llegar al sonido que yo quería, el sonido requerido para la cuerda. Lo consulté con mi viejo y se dio cuenta de que el engranaje estaba bastante roto, lo limó un poco y lo volvió a poner. Pero, mientras lo hacía se dio cuenta de una cosa todavía peor: el clavijero estaba casi roto, partido: habría que pegarlo. Dudo mucho que se pueda pegar, la tensión de las cuerdas en el clavijero es impresionante. Pero bueno, no me queda otra.

No se qué pegamento usará mi viejo, él se fue hace un ratito y volverá en unos momentos. Así que acá estoy, triste, esperando que vuelva para terminar de arreglar la guitarra. Pero temo que surja algún otro problema.

1 Comentarios:

Anonymous marcy escribió:

definitivamente se lo ke es estar como tu lo estubiste... en casa hay dos guitarra un organo... un dia con mi hermano queriamos componer... a la gutarra acustica se le corto la tercera cuerda... nosotros dijimos no importa nos queda la quitarra electrik y el organo... yo con todo mi animo fui a instalar mi organo... mientras mi bro conectaba la guitarr al amplificador... la cosa es que pusimos todos los instrumentos incluyendo el computador... en un solo enchufe... momentos despues se corto la luz en mi casa... y se demoraron un dia entero en volver a la normalidad... con mi hermano nos quedamos con las ganas... y desde ese momento tenemos un organo que ademas de transformados funciona con baterias pequeñas y un juego de cuerdas de repuesto en aquel cajon...
ese seria mi aporte... ¬¬


un saluditos amigo... me caiste re bien y espero poder conocerte mejor... TQ...

5:01 p. m.  

Publicar un comentario

<< Página de inicio