miércoles, agosto 02, 2006

Y se va a llamar...

Habiendo tantos nombres para elegir se hace bastante difícil decidirse por uno que le dure toda la vida a su hijo. No es que en poquito tiempo vaya a tener un hijo, pero me pareció considerado dar algunos consejos al respecto.

Primero, descartemos toda clase de revista que trata del tema. Lo que allí aparecen son los nombres junto a una explicación. Por ejemplo, "Ary" viene del hebreo "Arié", que significa "León". Esto no le importa a nadie. Bueno, quizás sí, pero cuando escuchamos un nombre no es lo primero que se nos viene a la mente. Entonces veamos un par de cosas sí son importantes:

  • La cantidad de sílabas del nombre tiene que ser tres. Esto es para que cuando cantemos el feliz cumpleaños al cumpleañero, uno no tenga que andar alargando vocales, o comprimiendo la palabra. En "Que los cumpla hermere-gil-da", uno tuvo que comprimir "her-me-re" en una sola sílaba, muy desagradable para el oído, y para el que dio la vuelta al sol una vez más. En "Que los cumpla Pe-e-dro" agregamos la sílaba "e" para obtener las tres sílabas, de nuevo un asco.

    Los diminutivos tampoco valen. "Que los cumpla A-ni-ta" está bien, mientras Ana no tenga ochenta años.

    Y sí, mi nombre, aunque original, es naturalmente infeliz.

  • Ojo con las rimas. Aquí se encuentran nombres como "Armando" y "Arturo". Esto es fundamental, sobre todo para la edad adolescente, donde los chicos suelen ser muy crueles. Demás está decir que si el nombre es la rima, también hay que descartarlo. Estoy hablando de "Concha".

Eso es todo por ahora. Espero ansioso sus aportes.

4 Comentarios:

Anonymous Stephy escribió:

Jajaja, es cierto, hay que ser cuidadoso en esos temas. Hay padres que intentan ponerle un nombre original a su hijo y en vez de eso terminan siendo tristemente raros... y hay que cargar con eso toda la vida.

En fin, hay apodos que son peores que el nombre en sí, sobran ejemplos.

Besos :-)

2:45 a. m.  
Anonymous ...cabo escribió:

Jajaja, tenes razón, pero creo que olvidaste una parte crucial con respecto a los nombres con tres sílabas.
No sólo deben tener tres sílabas, sino que es todavía más exigente; debe acentuarse en la segunda sílaba.

Si se acentúan en la primera sílaba, habría que comprimir las dos últimas, y perdería sentido.
Por ej. "Lázaro" ¿?

Y si se acentúan en la tercera sílaba, habría que alargar la misma.
Por ej. "Nicolás", o "Bernabé".

Conclusión: A la hora de elegir nombres, hay que ser todavía más cuidadosos...

gxis!

5:07 p. m.  
Anonymous Anónimo escribió:

Teniendo en cuenta que el nombre Ary deriva de aristóteles, que significa "genio", las sílabas faltantes de las que usted aqueja son redundantes.
Imagine el hipotético caso de poseer un nombre de tres sílabas cuyo significado sea una dolencia, como es mi caso, no preferiría proclamarse genio cada día!!!!

12:12 a. m.  
Blogger Cronopio escribió:

Puff! Pensar que hay gente que cree que con leer un librito de nombres basta...

9:23 p. m.  

Publicar un comentario

<< Página de inicio