sábado, abril 09, 2005

Un poco (más) de filosofía

Este escrito va dedicado a Arthur Schopenhauer, desde mi punto de vista un filósofo maravilloso. Recomiendo que lean su ensayo "Aforismos sobre el arte de saber vivir". Suena a esos libros como "¿Cómo vivir con una hija adolescente?" pero, les aseguro, no tiene ni pizca de parecido.
Voy a citar algunas cosas de ese libro. Primero una cita de Aristóteles que menciona ahí:
El hombre prudente no persigue el placer, sino la ausencia de dolor.

Y sigue Schopenhauer:
He aquí, pues, el fundamento de la regla aristotélica anteriormente elogiada, que nos aconseja dirigir nuestra atención no a los placeres y cosas agradables de la vida, sino más bien a la manera de evitar en lo posible los incontables males que la constituyen. Si este no fuera el camino correcto, la sentencia de Voltaire: "La dicha es sólo un sueño, lo único real es el dolor", sería tal falsa como verdadera lo es en realidad.
(...) De aquí sigue el hecho de que jamás deben comprarse placeres a costa de dolores, ni siquiera cuando sólo exista una mínima posibilidad de sufrirlos.
(...) Cree el jovencito sin más que el mundo existe para que se lo goce, que es la morada de un bien positivo que sólo malogran aquellos que carecen de la habilidad suficiente para retenerlo. Novelas y poemas contribuyen a fomentar en él esta idea, como también la hipocresía de la apariencia, la cual mueve al mundo de manera absoluta y en cualquier lugar.

Luego una cita de Goethe:
Quien desea verse libre de un mal, siempre sabe lo que quiere; quien desea algo mejor que lo que tiene, es ciego de remate...

De Merck, el amigo de juventud de Goethe:
La ruin pretensión a la felicidad, sobre todo a tanta como soñamos, corrompe todo en este mundo. Quien pueda librarse de ella y no desea otra cosa que lo que tiene enfrente, puede salir adelante.

A esto agrega Schopenhauer:
De ahí que lo más aconsejable sea moderar las aspiraciones de gozo, posesiones, rango, honoer, etc., a un mínimo prudente; porque precisamente la afanosa lucha por la felicidad, el brillo y el placer es lo que provoca las mayores desgracias. Conducirse de este modo será lo más sabio y lo más aconsejable; pues ser muy desgraciado es fácil, pero ser muy feliz, en cambio, no sólo dificilísimo, sino completamente imposible.
(...) Mas quien haya asimilado completamente las enseñanzas de mi filosofía (...) tampoco abrigará mucha esperanza en cosas determinadas o asimismo, en situaciones, ni se afanará por algo de este mundo con demasiada pasión; y tampoco clamará mucho, lamentándose acerca de su fracaso en una empresa; pues se hallará convencido de la verdad de esta sentencia de Platón: "Ninguno de los asuntos humanos es digno de gran inquietud".

Y muchos, muchísimos otros pensamientos notables, excelentes, que para citarlos a todos tendría que, casi, transcribir todo el libro.

Para reflexionar...

4 Comentarios:

Blogger Ling escribió:

Notable selección... claro que faltaría la música de fondo.

11:10 p. m.  
Anonymous Glamorocksa escribió:

Recorrí dos librerías en busca del libro. Para mi indignación, no tenían IDEA de quién era Shopenahuer. Quiero decir, no he leído nada de él hasta el momento, pero hasta el nombre es conocido!!!. Los odio, ellos trabajan en una librería y yo no. Quién pudiera leer todo el día?
=(
De más está decir que mi búsqueda apenas ha comenzado.

9:56 p. m.  
Blogger Ary Manzana escribió:

Hoy fui a la librería Cúspide de Recoleta y me fijé a ver si lo tenían. Sí, lo tenían pero no había más disponibles.
No importa, me compré dos en uno: El amor y otras pasiones - La libertad. De Schopenhauer, claro.
Y que Gabo sea mi testigo.

2:25 a. m.  
Anonymous Anónimo escribió:

Ciao Ary!!!!
Soy Carli D., me parece que estaria bueno que retomes tu blog, más aún si lo disfrutas, jeje me hiciste reir mucho con tus ocurrencias...no sabías donde dejarte un msg...este fue lo 1º que leí y me quedé con ganas de encontrar ese libro...jeje
Un gran abrazo!!

12:42 a. m.  

Publicar un comentario

<< Página de inicio