lunes, julio 21, 2008

¡Bajaba en esta!

Hace mucho que no me quejo de algo y no quiero perder la costumbre. Ya es un clásico, voy a hablar de una situación de colectivo.

Muchas veces pasa, sobre todo a la mañana (no se por qué), que alguien toca timbre, el colectivero no escucha, sigue de largo, esta persona se enfurece y empieza a gritar a lo loco. Y con razón, porque qué pasa: al cruzar la calle no se está más en Buenos Aires. El sol desaparece pero la luna no aparece, los árboles se vuelven violetas, algunos blancos, las calles se deforman, se retuercen y se alargan; el cartel que dice José Hernandez ahora dice Darwin; cuando creíamos que en esa esquina estaba el barcito de siempre, ahora hay un shopping.

Y claro, si la persona que no se pudo bajar en la parada anterior se baja ahora, va a ser muy difícil encontrar el camino de vuelta, así, todo tan cambiado. Y si pensaba que caminar dos cuadras iba a ser suficiente para volver, se equivoca: las calles se alargaron.

2 Comentarios:

Anonymous Stephy escribió:

Jajaja es cierto, ni da que te bajen en otro lado, menos si no conocés. Pero bueno, al fin de cuentas no es tan grave.

10:23 p. m.  
Blogger Ary Manzana escribió:

Es que no es otro lado. Son dos cuadras. A lo sumo tres...

10:25 p. m.  

Publicar un comentario

<< Página de inicio