sábado, agosto 09, 2008

Final abierto

Estaba esperando la llegada del tren en la estación. Un gato chiquito, negro, distraído, aparece por mi derecha, muy cerca del borde del andén. Y se acerca más al borde del andén, y asoma su cabeza. El tren vendría en menos de un minuto, entonces le empecé a hacer "chuick, chuick", ya saben, ese ruido que uno hace para llamar a los animales poniendo la boca como para dar un beso. No quería que el gato se quede ahí cuando pase el tren.

Después de unos segundos se dio vuelta y me miró, pero sólo un rato. Porque al instante miró para la derecha. El tren estaba viniendo. Y casi antes de que llegue, se tiró. "Oh!" y "Uh!" se escucharon de algunas personas que estaban cerca, y se acercaron a ver si el gato lo había logrado, y yo también me acerqué. Pero no se podía ver nada, porque el tren ocupaba todas las vías.

Una vez dentro me puse a pensar que quizás por culpa de mis "chuick, chuick", el gato se demoró en cruzar y por eso se mató. O quizás era un gato suicida. Pero nunca lo voy a saber, porque no llegué a ver si se salvó.

2 Comentarios:

Blogger Goox escribió:

No podes dejar un final asi...
T_T
Como se yo si murio o no el gatito
Deberias volver al lugar y ver si esta ahi...
Que cruel, que triste, que intrigante... que raro :S
Pensar que es un gato mas en el mundo, pero de no haberlo mencionado y haber contado esa historia, no sentiria la lastima que le siento, junto a mi preocupacion por el "final abierto". Y con eso.. el final abierto es el de la historia.. o del gatito?? O_o por Dios!

7:45 p. m.  
Blogger bonittha escribió:

piensale para la proxima vez que le quieras llamar a un gato y darle un beso... posiblemente se salvó!!

1:08 a. m.  

Publicar un comentario

<< Página de inicio