domingo, septiembre 20, 2009

La vida sin sentido

Tengo hiposmia: disminución del olfato. No huelo las cosas como las huelen las demás. Siento menos. Me di cuenta de esto hace poco. ¿Cómo darme cuenta? Tener poco olfato no repercute demasiado en la vida de uno. Pueden compararlo con ver los colores como otros colores. Ver el rojo como azul. Ver el azul como verde. Uno puede vivir la vida así y morir sin jamás enterarse que vio los colores cambiados. Lo mismo me pasó con mi sentido del olfato hasta que un día lleve quesos bastante fuertes de Francia a mi lugar de trabajo y sólo yo era el único que podía soportar su (apenas perceptible para mí) olor.

A partir de ese momento el pasado se volvió más claro para mí, más lógico. A continuación algunas anécdotas.

Cuando era chico pensaba que las mujeres tenían buen olfato y los hombres no. Pensaba que las mujeres eran seres mágicos con mejor sentido olfativo. Por eso se les regala flores, porque las pueden oler. Por eso usan ricos perfumes. De ellos sólo puedo sentir el olor a alcohol, también apenas perceptible. Por eso nunca me gustaron.

Algunas veces volvía a mí casa y mi viejo me decía "Ary, tu desodorante te abandonó". Realmente yo no sentía mi olor feo. No lo podía sentir. Así que si piensan que no poder oler los olores feos de basura, vómito y asquerosidad es una ventaja, la ventaja desaparece cuando esos olores pueden venir de uno mismo.

Luego me enteré que al parecer mi mamá también tiene hiposmia. Lo gracioso de esto es que ella me pedía oler comidas que quizás habían vencido, a ver si el olor que emanaban revelaba podredumbre. Yo olía y decía "está todo bien".

Algunas cosas las puedo oler bien, como el cigarrillo (malísimo), el café, o el olor a milanesas en el horno. Del resto me entero poco y nada.

¿Es muy terrible lo que tengo? Un poco. Si hay una pérdida de gas, no la puedo oler. Muchas veces estoy en la casa de alguien y dicen "se quema algo, hay olor a quemado". Yo jamás me habría enterado. Así que sí, puede ser peligroso. Por lo pronto es un poco triste perderme de tantos olores. A veces voy a comer a algún lugar con alguien y la otra persona dice "Ah, qué rico, ya se siente el olor a comida". Probablemente también eso afecte a mi sentido del gusto. Por ejemplo me cuesta mucho distinguir los ingredientes de un plato, cuando están mezclados.

Pero bueno, hay que ver lo positivo de las cosas, aprovecharé la ventaja de poder pasar sin miedo por lugares apestados y asquerosos.

1 Comentarios:

Blogger Lorenza Aldonzo escribió:

oye qué mal tu caso Ary Manzana...

yo por el contrario, soy una persona inolora, no tengo olor, soy así neutral, quizá algún día me notes debido a mi ausencia...

¿me hueles?

y bueno lo que tendrás que hacer es tener tu baño impecable al igual que tu aspecto personal, y poner una fecha en las comidas para hacer cálculos de caducidad...

eso o casarte con una mujer que tenga muy buen olfato..

quizá ya te huele ¿No has pensado que ya lo robaron?

dile que te lo devuelva Ary Manzana y tendrás tu olfato de regreso... en ella


Me da gusto tu vuelta, espero seguir leyendo-te :)

10:39 p. m.  

Publicar un comentario

<< Página de inicio